Siempre tuyo - Daniel Glattauer

12/4/13


Siempre tuyo
Daniel Glattauer
Judith conoce accidentalmente a Hannes en el supermercado. Unos días después, él se presenta en su pequeña y exclusiva tienda de lámparas. Hannes es arquitecto, está en su mejor momento y es el yerno con el que cualquier suegra soñaría. También los amigos de Judith quedan seducidos de inmediato. Pero ¿por qué ella no es capaz de dejarse llevar y disfrutar de su nueva situación?
Daniel Glattauer, el autor de las exitosas novelas Contra el viento del norte y Cada siete olas, que conquistaron a la crítica internacional y a más de dos millones y medio de lectores, vuelve a desafiar las leyes del género romántico, esta vez, con un apasionante giro de suspense.

Cuando nosotros (los lectores) nos enamoramos de un libro, nos enamoramos a su vez de su autor: de su forma de escribir, de cómo hila la historia, de su mente creadora de personajes, de la capacidad que tiene de hacernos sentir cosas con sus palabras...

Por lo menos eso fue lo que sentí yo cuando leí Contra el Viento del Norte y Cada siete olas. Caló tan hondo en mi corazoncito que juré que leería todos los libros del señor Glattauer. Y como una loca enamorada me dediqué a buscar información sobre el autor y sus libros. Quería enamorarme otra vez leyéndolo. O quizá no enamorarme otra vez, sino más profundamente. Me costó algo de tiempo hacerme con otro libro suyo, y cuando lo tuve entre mis manos, lo acaricié con delicadeza, como se hace con el ser amado, y me dispuse a leerlo.

Y como cuando te enamoras de alguien de verdad y vas conociendole, vas encontrando cosas que no son tan maravillosas. Unas veces son pequeñas y no afecta a la relación: "le quiero, pero siempre deja la ropa tirada". Otras, en cambio, son grandes y pueden hacer que el amor disminuya: "le quiero, pero estan orgulloso...".

Leer Contra el Viento del Norte y su secuela fue mi fase de enamoramiento, esa en la que todo es bonito y perfecto. Siempre Tuyo ha sido ese pero que ha hecho que me de cuenta de que Glattauer no es mi autor amado.

Siempre tuyo trata una relación obsesiva y enfermiza y para ello se necesita intensidad y agobio. ¿Por qué el libro no ofrece ninguna de esas dos cosas? ¡Oh, Sr. Glattauer, con lo que yo le quería...!

No voy a engañaros y deciros que el libro no me enganchó, tengo un alma endeble y fue muy fácil atraparme en la historia, recordad que "estaba enamorada". Tampoco os mentiré diciendo que no me sentí intrigada por lo que estaba ocurriendo (¿era real lo que leía o eran imaginaciones de la protagonista?). Pero sí os diré algo, ni Judith me lleno tanto como para preocuparme realmente por lo que estaba pasando, ni Hannes me intrigó lo suficiente.

Puede que, para mi, el libro sea flojo porque no puedo evitar compararlo con Contra el Viento del Norte. O puede simplemente que no fuera mi historia. El caso es que, no me ha gustado especialmente, pero tampoco lo he detestado demasiado. Ni sí, ni no. Un quiero y casi puedo.

Leer si: Te apetece un libro rápido de leer y eres capaz de no pensar en los otros libros del autor.
No apto para: Los que penséis encontrar otra Emmy y otro Leo.
Duda existencial: ¿Me hubiera gustado más si lo hubiese leído antes de conocer al Sr. Leike?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada