Libros a Escena - Vampire Academy: Hermanas de Sangre

25/1/15

¡Atención, atención! ¡Alerta de sección nueva en el blog!

Os presento Libros a Escena. Esta nueva sección mensual tratará de mis dos grandes pasiones: el cine y la literatura. En ella hablaré de los libros y de sus adaptaciones cinematográficas y para televisión. Las diferencias entre ambos formatos y sus similitudes. Lo que más me ha gustado de las adaptaciones y lo que menos. Y para ello destriparé tanto libros como películas. Por lo que, sí, la sección contendrá SPOILERS.

Para esta primera entrada he elegido una de mis sagas juveniles favoritas y la película homónima (adaptación del primer libro) Vampire Academy.

Vampire Academy es una saga juvenil de 6 libros escrita por Richelle Mead. La historia está ambientada en un mundo en el que existen tres tipos de vampiros: los Strigoi (despiadados vampiros sin alma casi indestructibles), los Moroi (vampiros mortales) y los Damphir (mitad humanos-mitad vampiros encargados de velar por la seguridad de los Moroi).

Su protagonista, Rose Hathaway, una joven Damphir y su mejor amiga Vasilissa Dragomir (última descendiente de la familia real Dragomir) estudian en la Academia St. Vladimir. Allí, Rose es entrenada para proteger a los Moroi.

Pero Rose, que es ante todo rebelde, tras meterse en algunos problemas es asignada a las clases del sexy y (muy) guapo Dimitri Belikov.

Os dejo el book trailer a continuación:



Como veis en el trailer, parece que la historia tiene una ambientación un poco oscura. Y aunque quizás el primer libro no lo sea tanto, en general la historia sí que lo es. Pero también está cargada de acción y de romance. Con una protagonista, Rose, que aporta un interesante punto descarado y desenfadado que aligera bastante esa oscuridad que se refleja en el trailer.

Cuando leí por primera vez que iban a realizar la adaptación cinematográfica me emocioné mucho. ¡Qué ganas tenía de ver la película! 

Pronto comenzaron las noticias sobre el rodaje. El director Mark Waters fue el encargado de dirigir una de las mejores comedias adolescentes de todos los tiempos, Mean Girls (Chicas Malas). Eso eran buenas noticias. O eso creía.

Poco después se filtraron los nombres de los actores que iban a protagonizar la película. Podéis encontrar mi opinión sobre ellos (antes de ver la película) aquí. En un primer momento, sólo podía decir que todos ellos eran actores más bien guapos de los que no había visto mucho o nada. Esperaba que, además de quedar bien en pantalla, supieran actuar.

No pasó mucho tiempo hasta que se desveló el nombre de la película, Vampire Academy: Blood Sisters (Hermanas de Sangre). Otra buena noticia. El título tenía sentido. Ninguna cursilada ni traducción estúpida al estilo de "Academia de Vampiros".

Y después apareció el primer cartel. ¡El Cartel! Mejor dicho, el horror de cartel. Había tantas cosas mal tan sólo en el cartel, que todas las esperanzas que tenía de que la película fuera a ser buena desaparecieron. 

Hablemos del color. Verde. Verde fosforito. Verde fosforito con rosa. Verde fosforito con rosa chicle. Fue entonces cuando lo supe. El enfoque no iba a ser el correcto. Estaban vendiendo un producto al estilo American Pie. Una especie de comedia absurda que no iba a hacerle justicia al libro y que, además, iba a darnos mala fama, de nuevo, a todos aquellos adultos, que como yo, leemos literatura juvenil.

Y de repente, el trailer:


Segundo 14 del trailer y una de las cosas que más temía se cumplen. La actriz que interpreta a Vasilissa Dragomir no es muy buena actriz. Y después suena la música. Y le siguen unas imágenes que dan risa, con actuaciones de risa, comentarios de risa, unas escenas de acción (casi inexistentes) de risa, y unos vampiros de risa. ¿Os he dicho ya que no es una comedia? Cómo vais a creerme después de ese trailer.

Y la película no mejora. Más de hora y media de un despropósito tras otro. No hace falta ni entrar en comparaciones entre el libro y la película. 

Los actores son bastante malos: la actriz que interpreta a Vasilissa resulta muy poco convincente y muchos de sus movimientos son falsos y exagerados. Cuando tiembla o pone cara de sufrimiento es, y perdonad la redundancia, insufrible.

La química entre la pareja protagonista Zoey (que interpreta a Rose) y Danila (que interpreta a Dimitri) es inexistente. La escena del casi-encuentro-sexual entre Rose y Dimitri no tiene nada de excitante o sexual y, por lo general, todos sus encuentros carecen de chispa.

El montaje es absurdo, dejando al espectador con la sensación de estar viendo varios sketches seguidos. 

La caracterización es pésima: colmillos evidentemente falsos (que dificultan la pronunciación de los actores); un Chrisitan Ozzera (a la izquierda) que parece Edward Cullen; unos vampiros (Strigoi) que más que miedo dan pena; baratos efectos especiales, decorados evidentemente falsos y una infinidad de errores que parecen de principiante.

La película es tan mala que duele verla. Tan sólo salvaría a Zoey Deutch, quien, a pesar que al principio no me gustó especialmente, creo que sí que podría ser una buena Rose. Por supuesto, si el resto del equipo, tanto artístico como de producción tuvieran el mínimo interés en hacer una película medianamente decente.

Es una pena ver cómo la historia que tanto me gustó entre las páginas de papel, sale tan mal parada en el cine. Tal ha sido el fracaso del film que, para conseguir rodar la segunda parte, hicieron una campaña de crowd-funding en la que tan sólo consiguieron recaudar una cuarta parte de lo que necesitaban. No esperéis ver una secuela, por supuesto.

Me quedo con la sensación de que a nadie le ha interesado hacer un buen trabajo con esta película. Parece un trabajo de fin de carrera más que una película profesional.

Para acabar, os dejo a continuación un trailer "fan-made" (hecho por fans), que es, exactamente lo que tenía que haber sido la película Vampire Academy:


Ya sólo me queda preguntaros a vosotros. ¿La habéis visto? ¿Os ha gustado?


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada