El curioso incidente del perro a medianoche - Mark Haddon

25/2/15

El curioso incidente del perro a medianoche
Mark Haddon
El curioso incidente del perro a medianoche es una novela que no se parece a ninguna otra. Elegiada con entusiaso por autores consagrados como Oliver Sacks e Ian McEwan, ha merecido la aprobación masiva de los lectores en todos los países donde se ha publicado, además de galardones como el Premio Whtibread y el Premio de la Co mmonwealth al Mejor Primer Libro.

Su protagonista, Christopher Boone, es uno de los más originales que han surgido en el panorama de la narrativa internacional en los últimos años, y está destinado a convertirse en un héroe literario universal de la talla de Oliver Twist y Holden Caulfield.

A sus quince años, Christhoper Boone, conoce las capitales de todos los países del mundo, puede explicar la teoría de la relatividad y recitar los números primos hasta el 7.507 pero le cuesta relacionarse con otros seres humanos. Le gustan las listas, los esquemas y la verdad, pero odia el amarillo, el marrón y el contacto físico. Si bien nunca ha ido solo más allá de la tienda de la esquina, la noche que el perro de la vecina aparece atravesado por un horcón, Christopher decide iniciar la búsqueda del culpable.



El curioso incidente del perro a medianoche es el claro ejemplo de que una historia simple puede resultar la mar de original según cómo esté contada. Y es que, en este libro nos encontramos con una trama muy sencilla. Christopher descubre una noche que el perro de su vecina ha sido asesinado y decide investigar. Con esa premisa y sin saber mucho más, tan sólo que esta novela se encontraba en mi reto de los 100 mejores libros juveniles, me adentré entre sus páginas.

El libro está escrito en primera persona desde la perspectiva de Christopher, quien escribe un diario de detective para anotar todas las pistas que va recopilando sobre el asesinato de Wellington, el perro de su vecina. La perspectiva y narración de Christopher es bastante peculiar ya que el joven no es un niño "normal": tiene Asperger

Su enfermedad (síndrome en realidad) queda retratada fielmente en su característica forma de narrar los hechos que van sucediendo. Christopher no entiende de sentimientos y es muy literal en su forma de expresarse (no comprende las metáforas y por eso no le gustan las novelas). Lo suyo es la lógica, la astronomía y los números primos. De hecho, los capítulos del libro están numerados sólo con este tipo de cifras.

Curiosamente, a medida que avanza la historia, nos vamos dando cuenta de que en realidad el asesinato de Wellington queda relegado a un segundo plano. Lo que importa es Christopher y cómo vive la vida con su enfermedad. Y cómo afecta eso a las personas de su entorno.

A grandes rasgos, resulta una historia sencilla, a la que no le faltan varios giros que, he de admitir, yo no vi venir. Sorprendente cuanto mínimo. Puede que esta sencillez produzca la sensación de que la historia puede resultar algo aburrida, pero su punto fuerte, la narración, le da el toque de originalidad y hace que merezca la pena leerlo.

Por favor, dadle una oportunidad a esta historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario