Percy Jackson: El Ladrón del Rayo - Rick Riordan

4/2/15

Percy Jackson: El ladrón del rayo
Rick Riordan
¿Qué pasaría si un día descubres que, en realidad, eres hijo de un dios griego que debe cumplir una misión secreta? Pues eso es lo que le sucede a Percy Jackson, que a partir de ese momento se dispone a vivir los acontecimientos más emocionantes de su vida.

Expulsado de seis colegios, Percy padece dislexia y dificultades para concentrarse, o al menos ésa es la versión oficial. Objeto de burlas por inventarse historias fantásticas, ni siquiera él mismo acaba de creérselas hasta el día que los dioses del Olimpo le revelan la verdad: Percy es nada menos que un semidiós, es decir, el hijo de un dios y una mortal. Y como tal ha de descubrir quién ha robado el rayo de Zeus y así evitar que estalle una guerra entre los dioses.

Para cumplir la misión contará con la ayuda de sus amigos Grover, un joven sátiro, y Annabeth, hija de la sabia Atenea.

El ladrón del rayo da comienzo a una apasionante serie de aventuras sobre un mundo secreto, el mundo que los antiguos dioses griegos han recreado a nuestro alrededor en pleno siglo XXI.




Hace algún tiempo que me registré en Instagram. Enseguida se convirtió en mi red social favorita. Os cuento esto porque ha sido gracias a Instagram que he decidido leer los libros de Percy Jackson. De la misma forma que al unirme a Tumblr me vi casi obligada a ver Sherlock (los que tenéis cuenta en Tumblr bien debéis saber que la mitad de esta red social se dedica a la adoración de Benedict Cumberbatch), la saturación de imágenes relacionadas con Percy y sus libros en Instagram ha hecho que acabe picándome la curiosidad. ¡Gracias Instagram!

Puedo deciros desde ahora que, lo más seguro es que, Percy Jackson: El ladrón del rayo aparecerá en algunas de mis listas que todos hacemos al final del año de "los 10 libros que más me han gustado" o "los libros que más me han sorprendido en 2015".

Tenía ciertos obstáculos que salvar para poder disfrutar de la lectura. En primer lugar, no formo parte de lo que podemos llamar el público objetivo al que va destinado este libro y, en segundo lugar, he visto las películas basadas en los libros y siendoos sincera no me hicieron especial gracia.

Pero Rick Riordan me tenía preparada una gran sorpresa. 

Deciros que el libro es entretenido, que se lee en un "pis-pas", que es divertido (en la segunda página ya se me escapó una carcajada), está cargado de aventuras, de acción y de personajes realmente interesantes es no hacerle justicia. Rick Riordan ha creado una historia basada en los mitos de los dioses griegos y ha desarrollado una nueva mitología a partir de ella, con nuevos semidioses que, quizás con el tiempo, puedan convertirse en personajes tan famosos como Hércules o Perseo.

Puede que, al comenzar a leerlo sin expectativa alguna, haya podido disfrutar de verdad. Cuántas veces me ha ocurrido que, al querer leer tanto un libro y escuchar críticas tan buenas sobre él, no he conseguido disfrutar realmente de la lectura. Es como si tuviera que gustarme el libro forzosamente. Sin embargo, con Percy no me ha pasado. No se me hizo complicado dejar a un lado las películas: hace mucho que las vi y a penas las recuerdo. Y en cuanto a la edad, ¿qué os voy a decir? Soy una niña grande.

Obviamente, no todo ha sido bueno. Hay un par de cosas que me han chirriado bastante:
  • Se supone que, Percy y Annabeth, los protagonistas tienen 12 años. Doce. Son niños. Y lo recalco porque no hablan como niños ni actúan como niños. Si algún acierto tiene la película es, precisamente, hacer que Percy sea algo más mayor. Nadie se cree, ni en un mundo fantástico, que unos críos (dicho desde el cariño) de 12 años puedan actuar de la forma que lo hacen los protagonistas de este libro.
  • Una de mis grandes manías al leer es ver si los libros tienen índice de capítulos. Si lo tienen, no puedo evitar leer los títulos de los capítulos antes de leer el libro. Lo que ocurre en este caso es que, algunos de ellos son una especie de resumen de lo que ocurre. Por ejemplo, el primer capítulo se titula "Pulverizo accidentalmente a mi profesora de introducción al álgebra". ¿Adivináis lo que ocurre en el primer capítulo? Llamadme quisquillosa, pero ¿no sería mejor que los títulos de capítulos no desvelaran tanto?
  • El libro es muy juvenil. Muy-muy juvenil. El tono, las situaciones, la forma de escribir del autor... Todo está enfocado a un público bastante joven. Pre-adolescente, diría yo.

Como veis, el libro no es perfecto (¿acaso existe alguno?), pero desde luego, puedo decir que ha sido un gran descubrimiento. Tal y como os comenté hace un par de semanas en el Top Ten Tuesday, Percy Jackson es una de las sagas que tengo intención de leer este año y, éste primer libro, no ha hecho más que motivarme para continuar con la lectura.


Leer si...
Os apetece pasar un buen rato y vivir aventuras fantásticas con seres mitológicos.
No apto para...
Aquellos que han olvidado qué se siente al ser niño.
Dudas existenciales...
¿Soy la única que piensa que la sinopsis de la contraportada (la que tenéis en la parte de arriba) esta algo mal redactada?




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada