Cerrando 2015

10/1/16


Todo los años me pasa lo mismo cuando termina el año. Echo la vista atrás y no puedo creerme que haya pasado tan rápido. ¡Al final va a ser verdad eso de que a partir de los 20 el tiempo pasa volando!

2015 ha sido un año de altibajos para mi. Lo comencé con lágrimas despidiendo a ser muy querido. Una persona cuya ausencia aún pesa. Pero la vida, que es caprichosa, decidió darnos una gran sorpresa a mediados/finales de año. Señoras. Señores. ¡Estoy embarazada!

Pensaréis ¿y por qué nos cuenta su vida, si esto es un blog de libros? Porque creo que ese mini-resumen de tres líneas que os he hecho del año, explica claramente mi año lector 2015. 

Empecé el año intentado estar ocupada (pensar mucho en tiempos de tristeza no creo yo que lleve a buen puerto) y leí muchísimo durante la primera mitad del año. De hecho, de las 51 lecturas que terminé el año pasado, 40 fueron de enero a junio. Los otros 11 libros/comics los terminé en el último semestre. Soy de esas a las que el embarazo no les ha sentado nada bien: nauseas todo el día y el pequeño inconveniente de que cada vez que me siento a leer un libro o ver una película me quedo dormida.

Eso también ha influido en el blog. Los últimos meses no sólo no he leído casi nada, sino que ni siquiera he encendido el ordenador. Pero 2016 ha llegado. Mis nauseas han disminuido y, aunque lo de dormir sea por ahora mi hobby favorito, estoy aquí de nuevo. Muy motivada y bastante más rellenita.

Respecto a los retos de lectura de 2015 han sido un fracaso absoluto. ¡Pero da igual! Seamos positivos para este año 2016, que a mi eso de plantearme retos que luego no cumplo no me quita el sueño. Pero eso da para otra entrada.

¡Feliz año nuevo a tod@s!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada